Home
Contacto

Desmontando la Vida II

Delfines rosados en la Orinoquia mueren por el afán de extraer su aceite

Delfines rosados en la Orinoquia mueren por el afán de extraer su aceite

Personas de la región están poniendo redes a lo largo de la desembocadura del río Meta para capturar a estos extraordinarios mamíferos. A cada uno le ganan cinco millones de pesos.

Las autoridades encontraron el cuerpo del delfín sin vida en la desembocadura del río Cravo Sur. Foto: Archivo particular

 | 2017/02/22 07:47

En las orillas del río Meta, en el trayecto que va de Orocué a Puerto Gaitán, una tragedia ambiental está teniendo lugar: pescadores ilegales están capturando delfines rosados.

Desde hace días la comunidad aledaña al río Cravo Sur, que desemboca al río Meta, venía alertando a las autoridades sobre las actividades de decenas de personas que llevan un buen tiempo atrapando delfines de manera indiscriminada para extraer su aceite.

De acuerdo con información local, los delfines llegan a las redes atraídos por los peces. Allí, los pescadores ilegales aprovechan para capturarlos, ‘chuzarlos’, y sacarles el aceite. Según la ciudadanía, por cada delfín se pueden sacar en promedio 100 botellas de aceite, que vendidas a $50.000 le significan al pescador una ganancia de 5 millones de pesos.

También puede leer: "En el amazonas está mi corazón"

Esta situación provocó que la Policía junto con la Infantería de Marina montaran un operativo en el que incautaron cinco mallas de pescar que no cumplían con las medidas autorizadas y están prohibidas para realizar esta actividad.

Durante el operativo encontraron un delfín rosado muerto, el cual presentaba heridas de arpón, a orillas del río Meta. A pesar de la incautación, la Policía no logró dar con el paradero de los pescadores que sacrificaron al delfín para extraer su aceite.

La caza y la pesca de delfines rosados, al ser una especie en peligro de extinción, está prohibida. Este delito puede significar hasta ocho años de cárcel.

Las reinas del río

Los indígenas creen que las toninas, o delfines rosados, son seres humanos que ahora gobiernan el mundo debajo de las aguas. Estos mamíferos recorren los ríos de más de la mitad del territorio colombiano. Sin embargo, la destrucción de su hábitat y la codicia por su carne o su aceite los tienen en peligro.

Vea el especial completo sobre delfines rosados

Los delfines son los cetáceos de agua dulce más grandes del mundo. En la Amazonia se les conoce como bugeo, en Brasil como Boto y en el Orinoco (Venezuela y Colombia) como toninas. Son animales extraordinarios que han sido estudiados por años por su inteligencia. Alcanzan a medir 2,80 metros y pesar hasta 180 kilos. En los ríos se alimentan hasta con 50 especies diferentes de peces. Complementan su dieta con tortugas de agua y crustáceos. Se estima que puede consumir unos tres kilos por día.

Son una especie muy difícil de recuperar pues tiene períodos de gestación muy largos, de 10 a 11 meses, y por lo general nace solamente una cría. Viven hasta 40 años. Se caracteriza por tener un hocico largo con 24 a 35 pares de dientes -de forma no uniforme- en ambas mandíbulas. Son flexibles y tienen gran movilidad, para maniobrar entre la selva inundada.

Su color es variable. Las crías son de color gris oscuro y ya adultos gris pálido o rosado. color rosado que se ve en algunos de estos animales cuando nadan activamente, por lo que fluye más sangre a los vasos capilares de la piel, es producto de una estrategia para regular su temperatura. No todos los delfines presentan este cambio de coloración, al parecer por características fenotípicas. Se comunican entre ellos a través de sonidos que se asemejan a silbidos.

 Los delfines tienen un cerebro grande y son muy inteligentes. Pueden hacer parte de su vida social juegos (con rocas, ramas, troncos, peces muertos e incluso con embarcaciones) en solitario o interactuando con otros delfines. Son el equivalente al jaguar en las tierras firmes. Regulan la cantidad de peces que hay en el río. En algunos lagos en Brasil son controladores de pirañas. 

Son animales solitarios y no conforman grupos estructurados. En aguas altas, si no se observan solos, hay grupos con dos o tres individuos. Pero en la época de aguas bajas la cuestión cambia, pues en ella se pueden encontrar grupos de hasta 20 delfines en remansos del río y confluencias (en zonas de reproducción y alimentación generalmente).

En Colombia, los delfines rosados son la principal atracción de los turistas que van a la Amazonia y sin lugar a dudas, incluso económicamente, valen más vivos que muertos.

Fuente: Semana

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados