Home
Contacto

Desmontando la Vida II

El mundo entra hoy en default ambiental

El mundo entra hoy en default ambiental

Hasta ayer, la humanidad consumió todos los recursos naturales que el planeta es capaz de generar en un año, por lo que se empieza a vivir en "default ambiental". Argentina aún tiene superávit pero estaría por perderlo

Jueves  03 de Agosto de 2017

___________________________

por  MARÍA GABRIELA ENSINCK

Aunque no tiene negociadores pidiendo reestructuración ni fondos buitres mostrando sus garras, la deuda más grande del mundo es sin dudas la ambiental y ya fue defaulteada. Hasta ayer, 2 de agosto, la población mundial consumió todos los recursos que es capaz de regenerar el planeta en un año y a partir de hoy estamos viviendo "de prestado" con la madre naturaleza.

El "Día del Sobregiro Ambiental" (Earth Overshooting Day) ocurre cada año más temprano (en 2016 fue el 8 de agosto, cuatro días antes que en 2015 y casi un mes antes que en el 2000). "Eso demuestra que el deterioro ambiental se está acelerando", afirmó Mathis Wackernagel, co fundador y CEO de la organización Global Footprint Network, que mide la "huella ambiental" de los países, en términos de "biocapacidad", es decir la capacidad de mantener y renovar sus recursos naturales.

Este año, la ONG puso foco en el desperdicio de alimentos como uno de los principales factores del excesivo gasto ecológico. "Si reducimos a la mitad los residuos alimenticios se podría retrasar el sobregiro ambiental 11 días", afirmó el especialista de GFN.

Diversos estudios advierten que, con este ritmo de consumo, la humanidad necesitará dos planetas para el año 2030. Sin embargo, así como los ingresos y el PBI per cápita, la "biocapacidad" no está repartida en forma equitativa en el mundo. Hay grandes "deudores" y "acreedores" ambientales. Entre los primeros se cuentan Emiratos Arabes, Quatar, Israel, Australia y Estados Unidos, y entre los segundos, Costa Rica, Bolivia, Gabón y Madagascar.

La situación argentina, en este balance, puede ser mejor o peor según cómo se mire. En términos de biocapacidad total", el país ocupa el 9º puesto del ranking mundial, y está claramente del lado de los acreedores ambientales.

Sin embargo, cuando la medición se hace per cápita, la Argentina cae al puesto 17 por la elevada huella ecológica (o consumo de recursos ambientales) que tiene el promedio de sus habitantes. Hoy se necesitan 3.1 hectáreas de recursos naturales para cubrir las necesidades de consumo de cada argentino, según cálculos de GFP; un promedio que se acerca cada vez más al de los países de mayor huella ambiental per cápita. Si continúa a este ritmo la degradación del ambiente, Argentina podría perder en los próximos años el superávit ambiental que (gracias a su extensión territorial y reducida población), aún conserva.

Problemas como la desforestación, la pérdida de biodiversidad y la generación creciente de residuos, sumados a una matriz energética que aún depende en más de un 80% de los combustibles fósiles (principales generadores de gases de efecto invernadero, GEI, que impulsan el cambio climático), están acelerando el deterioro ambiental en el país.

Según un informe de Greenpeace, desde 2007 (año en que se sancionó la Ley de Bosques) se perdieron en la Argentina 2,4 millones de hectáreas, de las cuales más de 750 mil estaban en zonas protegidas. Los desmontes, a un ritmo que equivale a 15 canchas de fútbol por hora, se concentraron en cuatro provincias: Santiago del Estero, Salta, Formosa y Chaco y fueron provocados por el avance de la frontera agropecuaria (soja transgénica y ganadería intensiva) y los incendios. La pérdida de masa forestal no sólo incrementa las emisiones de GEI, sino que deteriora los suelos y los torna facilmente inundables.

EN ESTA NOTA

Fuente: El Cronista

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados