Home
Contacto

Viajes II

Para perderse y encontrarse: tres laberintos cordobeses

Para perderse y encontrarse: tres laberintos cordobeses

Propuestas de desafío y diversión para compartir entre chicos y grandes.

Inspirado en el laberinto de Creta, mandado a construir por el Rey Minos. (Foto: Vieajerandos).

Por Redacción Voy de Viaje

En Traslasierra

Si vas a perderte, el mejor lugar para hacerlo es Nono. Este destino, uno de los predilectos dentro del Valle de Traslasierra, alberga un desafío que espera ser conquistado: El Laberinto de Nono. Se trata de un parque recreativo que cuenta con seis laberintos de diferentes niveles de dificultad, entre los que se destaca el Laberinto Mayor. Tiene una superficie de más de 900 metros cuadrados y 1.600 arbustos de thuja, traídos desde la localidad de Pedernales, provincia de Buenos Aires.

Luego de descifrar cada laberinto, te recomendamos subir a la terraza del predio para descansar y disfrutar de una magnífica vista del Valle de Nono. Más info acá.

¡Merecido descanso!

Para llegar a Los Cocos desde Villa Carlos Paz debes tomar la ruta 38 hacia el norte y recorrer 80 kilómetros. Si lograste ubicarte con esas indicaciones, tenés un buen sentido de la orientación. Por lo tanto, te invitamos a probarlo en uno de los clásicos paseos de esta localidad: El Descanso, sede de uno de los laberintos más grandes del país.

Esta atracción de ligustros y pasillos serpenteantes está inspirada en el laberinto de Creta, construido por Dédalos para esconder al temible Minotauro. Sin embargo, este enigmático paseo no esconde una criatura mitológica sino mucha diversión. Luego de haber encontrado la salida, podés visitar las aerosillas para llevarte una vista inolvidable del Valle de Punilla. Más info acá.

Una aventura en familia

La Serranita es la opción ideal para ir con los más pequeños. Se encuentra en el Valle de Paravachasca, a 50 kilómetros de la ciudad de Córdoba. Este divertido parque recreativo goza de un increíble entorno natural y pintorescas construcciones en tronco y piedra. 

En su interior se encuentra un hermoso laberinto lleno de espirales de ligustrinas y puentes de madera que transportarán a los chicos a un cuento de hadas y convertirán a los grandes en niños. Una vez resuelto el juego, los visitantes podrán celebrar en el resto de las atracciones que ofrece el parque. Sin duda, una experiencia inolvidable. Más info acá.

Fuente: VoyDEVIAJE-La Voz

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados