Home
Contacto

Ciencia y Tecnologia II

Comienza una búsqueda científica mundial de 25 especies perdidas

Comienza una búsqueda científica mundial de 25 especies perdidas

La tortuga Fernandina Galápagos fue vista por última vez hace 111 años (Foto: John Van Denburgh, vía Global Wildlife Conservation)

Por Karin Brulliard

3 de julio de 2017

Había una vez una subespecie de tortuga gigante que vivía en Fernandina, la isla menos explorada de las Galápagos.

En 1906, exploradores de la Academia de Ciencias de California encontraron una Fernandina Galapagos macho, y la mataron para preservarla como muestra. El siguiente avistamiento se produjo en 1964, cuando una expedición a la isla informó de la presencia de estas tortugas. En 2009, durante una supervisión aérea se detectó algo parecido a la tortuga Fernandina, pero para todos los efectos prácticos, este reptil está desaparecido desde hace 111 años.

Ahora la misión de encontrarla –a esta y a otras dos docenas de "especies perdidas" – está a punto de reiniciarse. Global Wildlife Conservation, una organización con sede en Texas, está dirigiendo una búsqueda global de lo que llama los 25 animales "más buscados" (y una planta). Ninguno está oficialmente extinto, pero, colectivamente, las especies no han sido vistas en más de 1.500 años.

La lista, compilada tras una consulta con docenas de expertos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, incluye un murciélago, una abeja, un periquito, un caballito de mar y una especie de coral. Para la elaboración de la lista, se pidió a los expertos que nombraran especies con algún significado cultural que no hayan sido vistas en más de 10 años. Las especies ya declaradas extintas, como el tigre de Tasmania, no fueron consideradas.

El caballito de mar fue visto por última vez en la costa de Australia en 1996 (Foto: Sara A. Lourie, vía Global Wildlife Conservation)
El caballito de mar fue visto por última vez en la costa de Australia en 1996 (Foto: Sara A. Lourie, vía Global Wildlife Conservation)

Lo más importante, según el jefe del proyecto, Robin Moore, es que haya "algo de esperanza" para redescubrirlas.

"Estamos atravesando una crisis de extinción, y creo que la gente necesita sentir al menos que hay alguna posibilidad", dijo Moore, biólogo y director de comunicaciones de GWC. "La esperanza es más motivadora que la desesperación".

De una lista inicial de 1.200 nominaciones, la organización la redujo a lo que Moore llamó las 25 especies más "peculiares" que, de existir, estarían viviendo en 18 países del mundo. No incluye las que ya están siendo buscadas, como el pájaro carpintero real, que fue visto en Arkansas en 2004 (aunque ese avistamiento esté en duda).

Moore dijo que la organización espera iniciar expediciones a finales del verano, tras haber recaudado un monto inicial de USD 500.000.

El tipo de búsqueda dependerá de cada caso, dijo. Para buscar al pato de cabeza rosada, que se encuentra "perdido" desde hace 68 años, los científicos se embarcarán en una expedición de dos semanas en las praderas y pantanos de Birmania.

Los mamíferos más grandes, como el canguro Wondiwoi de Indonesia, podrían ser encontrados más fácilmente con la ayuda de cámaras remotas, mientras que para dar con la rana arlequín escarlata en la selva nubosa de Venezuela podría ser clave hablar con los lugareños.

En cambio, se requerirán embarcaciones y buzos para la búsqueda del coral solitario de Wellington, que solía ser abundante en algunas partes de las Galápagos hasta un fenómeno de El Niño a principios de los años 80.

Moore sabe en carne propia que esta campaña podría funcionar. En 2010, cuando trabajaba para la Union Internacional para la Conservación, él y sus colegas lanzaron el programa La Búsqueda de Ranas Perdidas, que movilizó a científicos de todo el mundo en la búsqueda de diez ranas desaparecidas. Al cabo de un año, habían localizado tres y redescubierto otras doce.

¿Te gustaría ayudar? Consejos y notificaciones de avistamientos son bienvenidos, dijo Moore. A continuación, cinco especies para buscar. Las demás puede verlas en http://lostspecies.org/, aunque en muchos casos, la única imagen disponible es una ilustración.

  • La ardilla voladora Namdapha
(Foto: Creative Commons)
(Foto: Creative Commons)

Esta ardilla ha estado desaparecida por 36 años. Un solo espécimen hallado en un parque nacional en el noreste de la India es la única evidencia de su existencia.

  • El esturión Syr Darya
(Foto: Bernard R. Kuhajda, vía Global Wildlife Conservation)
(Foto: Bernard R. Kuhajda, vía Global Wildlife Conservation)

Este pez es nativo del río Syr Darya, de Asia Central. Fue visto por última vez en la década de 1960, en Kazajistán.

  • El pato de cabeza rosada
(Foto: Philip Nelson, vía Global Wildlife Conservation)
(Foto: Philip Nelson, vía Global Wildlife Conservation)

Los machos de esta especie tienen las cabezas y los cuellos de color rosado intenso que uno pensaría es fácil de detectar, incluso en las selvas de Birmania. Pero a pesar de búsquedas exhaustivas después de avistamientos no confirmados en 2006, el ave ha permanecido esquiva desde que fue vista por última vez en 1949.

  • La codorniz del Himalaya
(Foto: National Museum of Natural History Naturalis, vía Global Wildlife Conservation)
(Foto: National Museum of Natural History Naturalis, vía Global Wildlife Conservation)

Esta codorniz, que se sabe que ha vivido en al menos dos lugares de la India, es la especie de la lista perdida desde hace más tiempo. No ha sido vista desde 1876.

  • Rana arlequín escarlata
(Foto: Enrique La Marca, vía Global Wildlife Conservation)
(Foto: Enrique La Marca, vía Global Wildlife Conservation)

Esta rana fue vista por última vez en 1990. Se la conoce solo en la selva nubosa de Venezuela y, según lugareños, podría seguir existiendo en un área remota que aún no ha sido examinada.

Fuente: Infobae

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados