Home
Contacto

Medios en el Mundo II

El ENACOM, socio bobo de las emisoras legalmente constituidas

El ENACOM, socio bobo de las emisoras legalmente constituidas

02/05 – 17:30 – En Argentina hay un vicio oficial que no se cura con el tiempo ni con el paso de los gobiernos. Para los organismos nacionales/provinciales les es mucho más fácil, cómodo y sencillo, controlar a destajo y cargar con todo el peso de la burocracia, los costos, las cargas fiscales, impuestos y tributos a las entidades que están en blanco, que ir a buscar el dinero de los que están en negro y evaden. No hay premio para el que cumple. Este es un país donde los gobiernos “cazan en el zoológico”. La prueba es lo que sucede en las emisoras de radio legales, con respecto a las medidas que toma el ENACOM.

El caso que vamos a presentar es algo que les ocurre a todas las emisoras de radio legalmente constituidas, con frecuencias otorgadas y en perfecto funcionamiento dentro del espectro radioeléctrico; es decir, aquellas en blanco. Hay otras, que son truchas, no reconocidas, que usurpan frecuencias, se superponen, interfieren, están en trámites permanentes y hasta judicializadas y de ellas… nadie habla y por ende, nadie las molesta, aún cuando no resulta nada difícil ubicarlas.

Para las emisoras legales, el ENACOM (Ente Nacional de Comunicaciones) ex Comfer, AFCA, AFTIC etc se ampara en el Art 67 de la Ley Nº 26.522 (De Comunicación Audiovisual), que expresa:

ARTICULO 76. — Avisos oficiales y de interés público. La Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual podrá disponer la emisión de mensajes de interés públicoLos titulares de licencias de radiodifusión deberán emitir, sin cargo, estos mensajes según la frecuencia horaria determinada y conforme a la reglamentación.

Los mensajes declarados de interés público no podrán tener una duración mayor a los ciento veinte (120) segundos y no se computarán en el tiempo de emisión de publicidad determinado en el artículo 82 de la presente. 

Para los servicios por suscripción esta obligación se referirá únicamente a la señal de producción propia.

El presente artículo no será de aplicación cuando los mensajes formen parte de campañas publicitarias oficiales a las cuales se les apliquen fondos presupuestarios para sostenerlas o se difundan en otros medios de comunicación social a los que se les apliquen fondos públicos para sostenerlo.

Este tiempo no será computado a los efectos del máximo de publicidad permitido por la presente ley.

La autoridad de aplicación dispondrá, previa consulta al Consejo Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, los topes de publicidad oficial que podrán recibir los servicios de carácter privado comercial o sin fines de lucro atendiendo las condiciones socioeconómicas, demográficas y de mercado de las diferentes localizaciones. 

Para la inversión publicitaria oficial el Estado deberá contemplar criterios de equidad y razonabilidad en la distribución de la misma, atendiendo los objetivos comunicacionales del mensaje en cuestión.

Socio bobo

Bajo esta premisa y tomándose de la ley que mencionamos, el ENCACOM envía regularmente a las emisoras “en blanco” la orden expresa de emitir “mensajes de interés públicos”, sin costos para el organismo (el Estado), indicándole con notable precisión qué debe decir, cuánto debe durar, cuántas veces debe salir en el día y le adosa un texto el cual debe ser leído y/o grabado por un locutor para ponerlo al aire.

La idea, en principio no está mal, porque en el fondo se trata de hacer conocer mensajes de interés público y no uno de corte institucional/político-partidario-propagandístico de una determinada gestión de gobierno, sin embargo, está claro que no se está teniendo en cuenta que una radio, una empresa, tiene un costo operativo en el mismo momento en que prende la luz para iniciar el día, por lo tanto, esto genera un aporte en tiempo y dinero de un particular hacia el Estado, para lo cual nadie lo consultó previamente. Viene a ser una carga pública, cuando en realidad la encuadran como “servicio”.

Para ejemplificar lo que decimos recurrimos a la empresa News Multimedios SA, que tiene a su cargo FM News y les solicitamos nos facilitara alguna de las tantas comunicaciones/órdenes recibidas del ENACOM, con obligatoriedad de cumplir al aire, bajo los términos que expresa el documento.

Por Nota 58 del 2017, la emisora recibió vía mail una orden para difundir una campaña de ADDA “Asociación en Defensa de los Derechos del Animal” en la cual se “ordena” poner al aire dicha campaña entre los días 20/04/17 hasta el 30/04/17 (diez días), y además, hacerlo una vez cada 3 horas y en horarios rotativos, indicándole como texto de lectura lo siguiente:

Hace 37 años ADDA se fundó para hablar de los animales. Proyectos nuestros son hoy normas vigentes. No solo actuamos en las raíces de la crueldad sino que enseñamos a la comunidad a defenderlos y a entender que niños formados en el respeto hacia los animales, será adultos compasivos también con los humanos. Necesitamos trabajar para un mundo mejor y creemos que los espectáculos y acciones violentas hacia los animales, deben erradicarse.

ADDA – Asociación Para la Defensa de los Derechos del Animal – adda@firbetel.com.ar – Visite nuestro sitio: www.adda.org.ar

Lo que Ud acaba de leer es el texto enviado por ENACOM a las emisoras para que sea puesto al aire las veces que ellos indican, de manera gratuita (sin costo para el Estado), pero sí para la emisora, quien, además, no recibe el mensaje grabado (como correspondería) sino que debe disponer de un locutor a quien le debe pagar para realizar la pieza.

image006

Caminos desparejos

Los “mensajes de interés social o público” como el que acabamos de mencionar a modo de ejemplo, no son abonados a la radios que reciben la orden de emitirlos. Tampoco se les paga a las emisoras legales, la obligación (determinada por sorteo) de difundir propaganda política, previo a una elección (en nuestra emisora consultada le deben pauta desde las elecciones del 2015 y antes aún); es decir, que el privado debe poner de su esfuerzo y su peculio, para sostener una iniciativa del Estado que aplica con rigor de “carga pública” solo a las emisoras legales, porque las que están fuera del circuito, las truchas, a esas no les exigen nada y tampoco las penalizan.

La pregunta es ¿Cómo puede ser que grandes medios reciban de manos del Estado millonarias sumas por “Publicidad oficial” y no se contemple un porcentaje de esos fondos para, al menos, compensar en algo a las emisoras que deben cumplir una tarea obligatoria impuesta desde el organismo oficial de contralor, que es el ENACOM?.

Decidimos hacer esta nota para llamar la atención sobre un acto de injusticia que se está llevando a cabo a través de la Ley de Comunicación Audiovisual con Pymes, emprendedores pequeños, gente que a veces lleva a cuesta una gran carga tributaria, gastos fijos, empleados e impuestos de todo tipo, para mantener y sostener un medio. Ninguno de ellos está en condiciones de “regalar” sus espacios, su esfuerzo y menos aún su trabajo. ¿Por qué el Estado no los retribuye repartiendo aún mejor los dineros asignados para publicidad oficial, asignando montos fijos para aquellas emisoras a las cuales les ordena el servicio?, en tanto a diarios como Clarín, la Nación, etc, los millones llueven en cataratas por el siempre controvertido concepto de “Pauta oficial de gobierno”.

Una inquietud a partir de datos concretos de la realidad. Lo que hace el estado, en este caso como en tantos otros, es cazar en el zoológico; es decir, aprovecharse de quienes están en “blanco”, tabulados, identificados y dan la cara, para cargar sobre ellos con los controles más estrictos, pasibles de multas importantes si no cumplen y exigencias de neto corte autoritario que nadie quiere incumplir por temor a una sanción, mientras que hay un sector de emisoras en las sombras, que por su carácter ilegal, están a salvo de tales embestidas.

De esta manera el Estado sigue siendo el “socio bobo” de toda empresa. Un socio que factura en las ganancias, pero con el que no podemos contar en las pérdidas. Cuando uno mira esta falta de desarrollo de la imaginación de quienes nos gobiernan y la poca sensibilidad demostrada por ellos, ante quienes no poseen poder, no podemos menos que pensar lo poco que hemos avanzado y cómo, a pesar de los gobiernos, ciertas conductas no se modifican. (Agencia OPI Santa Cruz)

Fuente: OPI Santa Cruz

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados