Home
Contacto

Fuerzas de Seguridad

Familiares de los 43 gendarmes recorren las calles clamando justicia

Familiares de los 43 gendarmes recorren las calles clamando justicia

Afirman que la causa por el accidente no avanza y que Gendarmería se desentendió de asistirlos. La Unión de Trabajadores Policiales y de Fuerzas de Seguridad se sumó como querellante.

La movilización de familiares en plaza 9 de Julio. / Lucas Alascio

15 DE FEBRERO 2017

Franco Hessling

"Pueblo de Salta: súmense a la lucha, acompañenos en una marcha pacífica para pedir justicia, para que la causa no se estanque, para que 43 familias encontremos tranquilidad". La plegaria de una de los familiares de los gendarmes fallecidos el 14 de diciembre de 2015 en un accidente en la ruta 34 recuerda las interpelaciones que viernes a viernes hacen los voceros de la Comisión de Familiares contra la Impunidad.
Ayer se concentraron en el plaza 9 de Julio a primera hora de la mañana. Como un reflejo de la federal composición de la fuerza, las familias son oriundas de Tucumán, Santiago del Estero, Corrientes y Jujuy, entre otras provincias. Dialogaron con la prensa en la parte baja del anfiteatro abierto en la calle Zuviría entre Caseros y España.
Momentos antes de que el sol arrecie con la virulencia estival, dieron tres vueltas a la plaza con carteles, pancartas y remeras alusivas a los "43 boinas negras" que perdieron la vida en el siniestro vial ocurrido al sur de Salta.
Los gendarmes habían partido desde Santiago del Estero y tenían como destino final la provincia de Jujuy, donde el gobernador Gerardo Morales había solicitado refuerzos para eventuales protestas sociales.
"No iba a venir, pero en el grupo de whatsapp que tenemos los familiares me ofrecieron los pasajes de otros que no iban a poder viajar. Vine porque es importante estar, mostrar que nos movilizamos y que no nos cansaremos de buscar justicia", contó Cyntia Brugger, hermana de Ernesto Rodolfo, que murió a los 29 años. Llegó a Salta desde Corrientes con su cuñada, la viuda del gendarme, y el hijo de ambos, un pequeño de cuatro años. Ella prefirió no hacer declaraciones. En su mirada se traslucía que a cada momento estaba al borde del llanto y que todavía no hay suficiente bálsamo.
En la convocatoria también se hicieron presentes miembros de la Unión Argentina de Trabajadores Policiales y Fuerzas de Seguridad. El secretario general nacional, Edgardo Romero, marchó ayer alrededor de la plaza 9 de Julio y explicó la razón de su presencia. La entidad que representa será querellante en la causa por la tragedia vial que se cursa en el Juzgado Federal número uno de Salta.
"Vamos a presentarnos como querellantes por las condiciones en las que estaba el colectivo, porque Gendarmería compra neumáticos usados y hay malos manejos presupuestarios", resaltó Romero momentos antes de que se iniciaran las tres vueltas a la plaza. La presentación se sumará al expediente que se tramita en el juzgado de Julio Bavio.
El hermano de Víctor Hugo Cuestas, uno de los ocho salteños fallecidos, expresó: "No tenemos acompañamiento de ningún tipo, hacen un circo con los actos y las conmemoraciones pero la causa no avanza, nosotros no tenemos justicia y el dolor se mantiene vivo". José Luis habló acongojado aunque resuelto, blandiendo una fotografía de su extinto pariente. Al terminar la entrevista, abrazó al reportero y agradeció por haberle prestado atención, por mostrar interés. Cuestas, según el recuerdo de su padre Rolando, era "el mejor cebador de mates".
"Durante el primer año la Gendarmería se ocupó más de nosotros pero después del acto por el aniversario se desaparecieron completamente, para nosotros el dolor es inmenso. Consideramos que nos desdeñan alevosamente". Cyntia Brugger defiende la memoria de su hermano perorando con tonada litoraleña. "Él se había mudado a Santiago, donde vivía con mi cuñada y mi sobrino", rememora más calmada. El cuerpo de Gendarmería que partió aquel diciembre hacia Jujuy tenía asiento en la provincia santigueña.
Graciela Valdez, madre de Claudio Patricio Gómez, se trasladó desde Tucumán para participar de la marcha. "No sabemos nada, nos han desvinculado del proceso judicial, queremos justicia". Su hijo tenía 26 años y no hacía mucho tiempo que estaba en la fuerza.

Fuente: El Tribuno

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados