Home
Contacto

Desplazamiento humano II

Los Balcanes se desbordan de refugiados

Los Balcanes se desbordan de refugiados

Una marea humana fuera de control.Eslovenia se declaró "superada" y pidió ayuda al ejército. Croacia recibió en un día a 10 mil migrantes. El flujo de entrada no cesa. A las islas griegas llegaron esta mañana casi 30 mil personas.

Cientos de refugiados cruzan un campo entre Croacia y Eslovenia./ AP

20/10/15

Croacia empezó a dejar entrar la pasada madrugada a gran parte de los casi 10.000 refugiados que se agolpaban en su frontera con Serbia y que habían pasado la noche del domingo al lunes con temperaturas de apenas 5 grados, sin agua ni comida ni abrigo ni ningún tipo de asistencia oficial más allá de los policías que controlan la frontera. Eslovenia se declaró "superada" y pide ayuda a su ejército para manejar la situación. 

Entre las miles de personas allí bloqueadas había cientos de niños y varias ONG y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) habían pedido a Croacia que les dejara pasar porque temían que con esas temperaturas nocturnas podría empezar a haber muertes por hipotermia.

El flujo de refugiados, lejos de disminuir por el empeoramiento de las condiciones meteorológicas en el Mediterráneo entre Turquía y Grecia y el frío por los Balcanes, parece aumentar. Desde el domingo -cuando Merkel visitó Turquía- hasta la mañana del martes habían llegado a las islas griegas desde Turquía 28.850 personas y Macedonia dejó pasar sólo el lunes a más de 10.000. El fin de semana habían pasado otras 15.000.

Serbia las encamina hacia Croacia y ahí se forma un tapón porque Croacia y Eslovenia reconocen que están desbordadas. El gobierno croata avisó el lunes que sus campos de refugiados están llenos y el esloveno estudia aprobar una legislación de urgencia para que el Ejército pueda ayudar a la policía a gestionar la llegada de más de 10.000 personas al día.

Eslovenia reconoce que está “desbordada” y se pregunta cómo puede gestionar llegadas en tal número con sus propios medios -el país tiene apenas dos millones de habitantes-. Su gobierno permitió el paso de 5.000 durante el lunes y hoy preveía hacer lo mismo. El cierre de las fronteras húngaras con Serbia y Croacia está cerrando las vías que usan los refugiados para alcanzar Austria y desde ahí Alemania.

Mirá la FOTOGALERIA EN HD

El gobierno croata incluso pidió al serbio que no le envíe a todos los refugiados que le llegan desde Macedonia, sino que envíe a una parte a las fronteras de Rumanía y Bulgaria, para que desde ahí sigan camino al norte, pero por esa ruta volverían a pasar por Hungría, que ya dijo que en esa situación construiría otra valla, esta vez en su frontera con Rumanía. Zagreb estudia construir su propia valla en la frontera con Serbia.

Todos estos países -miembros de la UE excepto Serbia- dependen en la práctica de la actitud de Alemania. El gobierno alemán les habría anunciado que aceptaría menos refugiados, por lo que tanto Austria como Eslovenia y Croacia intentan frenarlos, pero las llegadas desde el sur aumentan y Grecia deja pasar hacia el norte a todos los que van llegando a sus islas.

La tensión está generando bronca entre los pequeños países balcánicos. Eslovenia dice que Croacia no coordina la gestión y Croacia dice que Eslovenia le aseguró que aceptaría 8.000 personas al día, que luego redujo el número a 5.000 y después a 2.500. Eslovenia también acusa a Austria de no permitir más que un número limitado de llegadas al día, algo que Austria niega.

Europa sigue intentando frenar el flujo y sabe que la llave la tiene Turquía. Por eso fue Merkel el domingo a Estambul a prometer 3.000 millones de euros, la eliminación en los próximos meses de la exigencia de visa a los ciudadanos turcos que viajen a Europa y la aceleración de las negociaciones de adhesión de Turquía al bloque.

Pero el gobierno turco no parece aceptar el trato. Anoche, en una entrevista en televisión, el primer ministro turco Ahmet Davutoglu dijo que Turquía no acepta el dinero europeo a cambio de impedir que los refugiados viajen hasta Grecia.

Davutoglu dijo que su país no es “un campo de concentración” y que no acogerá permanentemente a refugiados sólo para tranquilizar a los europeos: “se lo dije a Merkel, nadie debe esperar que Turquía se convierta en un campo de concentración”. Además, Davutoglu acusa a los europeos de no cumplir sus promesas y quiere que primero eliminen la exigencia de visas.

Fuente: Clarin

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados