Home
Contacto

Historia Argentina II

Gervasio Antonio Posadas relata los sucesos de Mayo

Gervasio Antonio Posadas relata los sucesos de Mayo

De puño y letra cuenta la sorpresa con que vivió la previa de la Revolución, y su lectura de elección de los nuevos gobiernos en América.

  • Miércoles, 24 de mayo de 2017

Gervasio Posadas, Autobiografía.


No tuve de ella la menor idea ni noticia previa. Yo vivía tranquilo en mi casa con mi dilatada familia disfrutando de una mediana fortuna, y ejerciendo el oficio de notario mayor de este obispado desde el año de 1789. Me hallaba ocupado y entretenido en las actas del concurso a la vacante silla magistral de esta Santa Iglesia Catedral en el mes de mayo de 1810, cuando recibí esquela de convite a un Cabildo abierto que con anuencia del virrey se había acordado para la mañana del día 22. No concurrí por hallarme legítimamente ocupado.

Después supe con variación una parte de lo ocurrido en aquella reunión dirigida a acordar, como acordaron, que había caducado la autoridad del virrey don Baltasar Hidalgo de Cisneros por ausencia que el monarca español don Fernando VII había hecho de su reino para el de Francia, y por el estado de anarquía en que se hallaba la península. 

Aquella noche del 22 de mayo supe en casa de un amigo que se había declarado en Cabildo abierto a pluralidad de sufragios haber caducado la autoridad del virrey Cisneros que el Ayuntamiento quedaba encargado de nombrar un gobierno legítimo a la mayor brevedad. En dicha casa estaba entre otros el capitán del ejército don Miguel Marín que se empeño en oírme hablar sobre semejante novedad y algo acalorado le contesté que nada me gustaba, pues habiéndose ya depuesto dos virreyes, desobedecido otro por la ciudad de Montevideo y su gobernador Elío, se habían de seguir deponiendo y desobedeciendo muchos otros gobiernos, que no podía calcular cuanto (sic) serían pero sí me parecía que algún gobernante de los creados y depuesto por juntas populares había de ser fusilado; y que se guardase de entrar en aquel gobierno a que tocase semejante fatalidad. 

(...) Efectivamente, El Ayuntamiento procedió nombrar una junta gobernadora compuesta del mismo Cisneros, don Cornelio Saavedra, Dr. Juan José Castelli, Dr Juan Nepomuceno Solá y don José Santos Inchaurregui. Se recibieron solemnemente y no se alcanza la razón que haya tenido el deán de Córodba Dr. don Gregorio Funes para olvidarse de esta Primera Junta en su "Bosquejo de la Revolución" que ha dado a la prensa.

Habiendo renunciado esta Junta por varias causas largas de contar y señaladamente por una especie de conmoción y griterío en el cuartel de Patricios se eligió otra, compuesta de siete vocales y dos secretarios, sin entrar el depuesto virrey. Al poco tiempo se agregaron hasta veinte o más vocales, incluso el presidente Saavedra; y así se volvió todo un desorden y confusión en el despacho de los negocios, como se procedía de una revolución hecha sin plan alguno ni combinación como sigue hasta el día".

Fuente:
Posadas, Autobiografía en: Biblioteca de Mayo, T.2, pág. 1410

 

Sobre Gervasio Antonio de Posadas y Dávila.   En 1789 fue seleccionado como general notario por la diócesis, cargo que ocupó hasta los eventos ocurridos en la Revolución de Mayo. Fue inconsciente de la inminente revolución y se llevó una sorpresa cuando el cabildo fue ocupado el día 25 de mayo de 1810. Un mes después fue nombrado procurador y protector de la Ciudad de Buenos Aires, reemplazado por el doctor Miguel Mariano de Villegas, un jurisconsulto de la Real Audiencia de Buenos Aires, el 17 de octubre del mismo año, ya con el cargo de Síndico Procurador General del Cabildo de la ciudad.

Sus donaciones a la Sociedad Patriótica lo asociaron con los seguidores de Mariano Moreno, por lo que los líderes de los sucesos del 5 de abril de 1811, leales a Cornelio Saavedra, lo expatriaron de la ciudad, confinándolo al pueblo de Mendoza.

Integró el Segundo Triunvirato junto a Nicolás Rodríguez Peña y Juan Larrea donde obedecieron los términos que habían sido establecidos en la Asamblea del Año XIII, que le dio el Poder Ejecutivo. Como su labor como triunviro fue muy valorada, poco después se decidió, el 22 de enero de 1814, concentrar en él todo el Poder Ejecutivo con el título de Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Durante su breve mandato, Cornelio Saavedra y Joaquín Campana se exiliaron.

Una de sus principales medidas fue nombrar a San Martín como Gobernador de Cuyo, enviándole tropas y dinero, y facilitar y apoyar la creación de la escuadra que en la Campaña Naval de 1814 derrotó a la Real Armada Española en el Río de la Plata asegurando la caída de Montevideo y desviando por consiguiente a la expedición española de Morillo.

Fuente: Los Andes

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados