Home
Contacto

Comunidades aborigenes

Los Mapuches y los 'genocidios de nuestros indios del sur' (Tehuelches)

Los Mapuches y los 'genocidios de nuestros indios del sur' (Tehuelches)

Roberto Edelmiro Porcel hace un análisis histórico ante la carta que nos enviara el descendiente de Tehuelche Roberto Chagallo y asegura que "su carta de lectores se ajusta a una realidad de nuestro pasado".

Carta de lectores 

(16/04/13)

Sr. Director:

He leído con detenimiento la carta de lectores del señor don Roberto Chagallo.-
Si se quiere historiar seriamente del verdadero  “genocidio” de nuestros indios sureños, los Tehuelches Septentrionales (los  Pampas llamados Gününa Kune,  y los Pampas Serranos o Puelches denominados Guenaken),  los Tehuelches Meridionales (los Aoniken y los Payniken, denominados Patagones), y los Pehuenches   de Varvarco en Neuquén y lo de  Malagüe, en el sur mendocino, debemos remontarnos  a los combates sostenidos  fundamentalmente entre estos Tehuelches y Pehuenches (etnias de indios argentinos), con los aucas chilenos (hoy conocidos con un nuevo nombre genérico de  Mapuches).- 

Hoy se denomina Mapuches a los Araucanos (Costinos, Abajinos, Arribanos o Moluches y Vorogas, que poblaban  Chile entre los ríos Bio –Bio al Norte y Tolten al Sur), los Huilliches (del sur del río Tolten) y los Picunches (del norte del río Bio-Bio).- 

Estos aborígenes trasandinos entraron  a nuestras tierras gracias al caballo que trajeron los españoles,  para comerciar primero,  a partir  del siglo XVII, posteriormente para malonear   primero con el apoyo de   nuestros aborígenes y posteriormente solos, a partir de mediados del siglo XVIII y finalmente para establecerse definitivamente,  muchas veces apoyados por milicias patriotas chilenas (combate de Chole Choel), por bandoleros de la región andina o gauchos alzados y por los guerrilleros realistas de los hermanos Pincheira.- Ello ocurrió durante el siglo XIX, mientras duró la llamada guerra a muerte en Chile (1818/1824) y después de ella.-

Vale la pena aclarar que los Huilliches y los Picunches no eran Araucanos sino Pehuenches chilenos, más allá de que estaban araucanizados desde la época de las guerras que venían enfrentando los aucas desde el siglo XV, contra los Incas primero y el español después.- Los aborígenes de Chile, eran por consiguiente en el siglo XIX, expertos guerreros.-

También influyeron los  combates de los Huilliches  contra los Pehuenches  de Mendoza que poblaban al sur del Río Diamante, desde  Malagüe  hasta el Campanario, región que  habían ocupado a partir de fines del siglo XVII, cuando esos campos fueron abandonados por sus pobladores originarios (los Puelches Algarroberos).-

El viejo cacique Pehuenche  mendocino Ñaincul, que tenía el cargo de “gobernador”, en un enfrentamiento interno por el mando, fue asesinado en 1825 y reemplazado por el cacique Antical.- 

Para vengar la muerte del primero, su hermano Llanca Milla, pidió la colaboración de indios trasandinos (chilenos), tradicionales enemigos de los Pehuenches, recurriendo a un  cacique de los  Huilliches llamado Anteñir.- Este logró reunir para atacar a los Pehuenches mendocinos, 5.000 loncos (indios de lanza) y el apoyo de los guerrilleros pincheiristas comandados por Hermosilla (uno de los principales oficiales de los Pincheira), portadores de armas de fuego.- Sorprendiendo a los Pehuenches, los masacraron sin distinguir entre loncos (guerreros y chusma (ancianos, mujeres y niños), dando muerte incluso al mismo Antical.- Solo pudieron huir y se salvaron de la sangrienta matanza, un millar de Pehuenches, la mayor parte  chusma.-

El vencedor,  Anteñir,  mandó emisarios a los fugados, ofreciéndoles  que si se presentaban ante él, sometidos y sin armas, les perdonaría la vida.-  

Creyendo el embuste, así lo hicieron los Pehuenches y todos sin excepción, loncos, ancianos, mujeres y niños, una vez frente a Anteñir, desarmados y sin la más minima posibilidad de defensa, fueron ferozmente lanceados por orden de este.-

Nuestros Tehuelches,  Puelches o Patagones, a pesar de su muy menor número,  debieron enfrentarse con los indios trasandinos, para frenar sus invasiones,  en combates memorables.- 

Me refiero   a los que lucharon en las batallas de Languiñeo, que cita correctamente Roberto Chagallo, las de  Barrancas Blancas, Shótel Naike .  Senguer y  la del vado de Choele Choel (Choel-Choel), combates que omite mencionar.- En este último encuentro, según el informe que le envía el comandante de Carmen de Patagones don Calixto Oyuela, al gobernador de Buenos Aires Don Martín Rodríguez, los Araucanos (Arribanos o Moluches), apoyados por milicias chilenas, que incluso además de armas comunes  usaron un pequeño cañón, derrotaron totalmente  a 1.800 guerreros  Pampas Serranos o Puelches, matando incluso a sus caciques Ojo Lindo y Anapilco y un par de centenares de guerreros tehuelches, que enfrentaban las lanzas de los trasandinos y el fuego de las milicias, con sus boleadoras y a pie, ya que estaban acostumbrados a desmontar para pelear.- No tenían la práctica de siglos de los guerreros chilenos.-

A partir de ese momento (año 1821), los Puelches o Pampas Serranos, debieron abandonar gran parte de su territorio original (las tierras  entre los ríos Negro y Colorado y la actual provincia de La Pampa) y asentarse al sur del Río Negro (llamado Río de los Sauces) y en la rica  zona de Guamini , en la provincia de Buenos Aires.- 

Mientras tanto, los Vorogas (Araucanos), que poblaban el Arauco a la altura del río Imperial, lucharon en Chile a favor de Fernando VII durante la guerra a muerte.- Vencidos, se vieron forzados a abandonar la Araucania,  su tierra natal y cruzaron la cordillera conjuntamente con los guerrilleros realistas de los hermanos Pincheira.-

Primero  malonearon robando y saqueando el Sur de Mendoza, San Luis, Córdoba, Santa Fe y noroeste de Buenos Aires.-
Finalmente sus caciques mayores, Rondeau, Melian (o Melín) y Cañiuquir, con varios miles de loncos y chusma, desalojaron a nuestros Pampas Serranos o Puelches de la zona de Guaminí (Laguna de Monte),  Carhué y Epecuén,  de la provincia de Buenos Aires, haciendo allí su asiento, con el apoyo siempre de los guerrilleros de los hermanos Pincheira.- 

De esa región de abundante agua y rica en pastos Nuestros Pampas Serranos debieron retirarse más al Este, a las Sierras de la provincia de Buenos Aires.-

A fines de 1830, los Vorogas, nuevamente con apoyo de los guerrilleros de  Pincheira, a su cuyo frente estaba en  esta oportunidad su lugarteniente  Zuñiga, atacaron a los Pampas Serranos asentados en la  Sierra de la Ventana y Sauce Chico, haciendo una gran matanza entre los mismos que incluyo la muerte de su cacique Curitripay (que cayó junto con sus dos hijos y todos sus capitanejos), el cacique Catrileu y el cacique Lomo Colorado.- Este último,  poco antes había denunciado a Martiniano Rodríguez, jefe de la Fortaleza Protectora Argentina,  que los araucanos con los y guerrilleros Pincheiranos planeaban esa masacre, solicitándole protección.-

No conformes con la lanceada, los vorogas y pincheiras persiguieron con saña a nuestros indios hasta la misma Bahía Blanca, dándoles muerte a los que habían logrado llegar frente a la  Fortaleza Protectora Argentina, que no pudo abrirles sus puertas por las ordenes que se habían recibido de Rosas y sin que su jefe nada pudiera hacer por ayudarlos.- 

Martiniano Rodríguez, jefe de la fortaleza, anotó en su parte diario, que desde sus murallas “escuchaba los galopes cortos de los lanceros vorogas y soldados pincheiranos y el griterío de la chusma cuando era alcanzada y lanceada o sableada”.- Agrega que los ruidos escuchados en la noche, eran los característicos de las persecuciones y las matanzas que se estaban produciendo de los indios Pampas, que intentaban en vano llegar hasta el refugio de la fortaleza.-

Con anterioridad, el 25 de septiembre de 1830, Los Vorogas y Pincheiras habían acuchillado a los  a los Pampas Serranos del cacique Tetruel, que tenían sus toldos en las sierras de Curamalál, cerca de la actual Pigüe.-
Podría seguir estas historias a lo largo del siglo XIX, pero no es mi objeto.- 

Simplemente escribo estas líneas para adherir y apoyar  lo manifestado por el Tehuelche Señor Roberto Chagallo, ya que su carta de lectores  se ajusta a  una realidad de nuestro pasado.-


Roberto Edelmiro Porcel 
Capital Federal

* Noticia vinculada: “Murieron miles y miles de mis hermanos Tehuelches en manos de Mapuches”  (10/04/13)

Fuente: La Angostura Digital

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados