Home
Contacto

Humor politico

Che, está muy buena la campaña

Elecciones 2017    SEGUIR


Carlos M. Reymundo Roberts

LA NACION

SEGUIR

SÁBADO 22 DE JULIO DE 2017


Contra lo que podía esperarse, está buenísima la campaña que acaba de empezar. Va sólo una semana y es muy interesante ver todo lo que ha pasado, las distintas estrategias y, especialmente, lo que ya hemos conseguido los argentinos. Por ejemplo, que Macri conociera el conurbano, al que está yendo todos los días a inaugurar algo (antes iba, tocaba un timbre y salía corriendo); que Massa, cuyo caballito de batalla es la baja de los precios, haya ido el miércoles a un supermercado (le encantó y prometió volver); que Randazzo dijera sin tentarse que nunca fue kirchnerista, y que Cristina, de tanto ver videos de María Eugenia Vidal para asimilar su estilo, ahora cuando pone cara de buena no le agarran convulsiones ni se le cae el quilo y medio de maquillaje.

Sí, amo el barullo electoral porque nos entretiene y divierte con cosas raras, simpáticas. Lilita, candidata en la Capital, hace campaña en Santa Fe y en la provincia de Buenos Aires. Scioli, en Italia, de donde también acaba de volver, aunque parece que no se vieron, su novia -o ex, no me queda claro-, la madre de su próximo hijo; sin apelar a sentimentalismos baratos, si Daniel quiere reposicionase debería aprovechar la ternura que siempre inspira la llegada de una nueva vida. Lousteau decidió que su principal propuesta para la ciudad no será sobre educación, salud o inseguridad: insistirá en que quiere debatir con Lilita. Fernanda Vallejos, cabeza de la lista de diputados de Cristina, ya tiene su primer spot: "Me presento, soy Fernanda Vallejos"; el segundo dirá: "Les recuerdo, soy Fernanda Vallejos"; desechó uno que decía: "Soy la chica que defendió el buen nombre y honor de Boudou". A Filmus, segundo en las encuestas, le recomendaron que no haga nada, que se guarde, no sea cosa de que caiga al tercer lugar.

Pero sobre todo amo la campaña porque estamos asistiendo a un festival de créditos del Gobierno: hipotecarios, para el consumo, para las pymes, para jubilados; me dicen que los próximos serán para mascotas, y uno muy original, la línea PQNV: para que nos voten. Con el perdón de los ortodoxos, de los Espert y los De Pablo de este mundo, el populismo enseñó que el déficit fiscal es una gran herramienta para ganar elecciones.

La otra carta fuerte de Cambiemos no la aporta Cambienos, sino Bonadio y el kirchnerismo. La detención esta semana del contador Víctor Manzanares por desviar fondos de la multinacional fundada por Néstor provocó un temblor en la familia. Cristina está indignada con el juez: dice que desde cuándo es delito esconder plata afanada. El enojo de Máximo es con Manzanares. No puede creer que un tipo que lleva años lavando y desviando haya sido tan torpe. Florencia fue víctima de un ataque de llanto. Cuando su madre, para consolarla, le dijo que pronto será liberado, ella le contestó que su preocupación era la guita. A mí, la imagen de Manzanares tapándose las esposas con una campera mientras era llevado por la policía me enterneció. Que en medio de un lodazal de corrupción haya resguardado su imagen es una muestra de dignidad y decoro.

También está lo de De Vido: la movida para expulsarlo de su banca de diputado por "inhabilidad moral". La cuestión moral está totalmente justificada; los Kirchner incluso sospechan que curró más que ellos. Pero de ahí a considerar inhábil al más pillo de los pillos es "tu mach", diría Cristina. Igual, el Gobierno y el massismo están montando un circo impresionante en el Congreso. No tienen mucha ilusión de reunir los dos tercios de la Cámara, y tampoco creo que busquen eso. En realidad van detrás del momento histórico en que el pleno del bloque kirchnerista se abroquela en defensa del arquitecto especializado en construcción de fortunas bajo el grito de "no pasarán". Ésa es la foto que persiguen Macri y Massa. OK, es el retrato del papelón, del escarnio, es la consagración de la impunidad, pero no estaría tan seguro de que en el conurbando profundo eso traccione votos. Me la imagino a Verónica Magario, intendenta de La Matanza y candidata testimonial, diciendo en sus pagos que De Vido es víctima de los poderes concentrados, los medios dominantes, el imperialismo yanqui y Estado Islámico.

¿Vieron que está interesante la campaña? Y todavía falta lo mejor. Falta ver cómo funciona el regreso a las raíces peronistas que está ensayando Randazzo con liturgia de marchita y bombos. Falta ver qué saca de la galera Durán Barba, que el otro día les pidió a los candidatos de Cambiemos: "No mientan"; un buen consejo, entre otras cosas, para asegurarse de que en Unidad Ciudadana no le van a seguir copiando las fórmulas. También falta comprobar si Massa logra romper con la polarización; "Lo de la grieta es un verso, no existe", dijo en su lanzamiento, mensaje que se oyó bien pese a que hablaba desde el fondo de la grieta. Y falta que Cristina se mariaeugenice más, al punto de parecer una buena mina, humilde, sencilla. Esta Cristina remixada habla poco, se pone cualquier pilcha, ordenó no arrear más gente en bondis y fue a buscar el voto del campo. Lanata es un canalla. Secuestró a la verdadera para The House of Grieta y nos mandó a la imitadora.

 

¿Me van a decir que lo que faltan son propuestas, planes, programas? Chicos, esto no es Harvard.

 

Fuente: La Nación

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados