Home
Contacto

Politicas y politicos IV

César Milani, el general del modelo: tortura, espionaje y riqueza sospechosa

César Milani, el general del modelo: tortura, espionaje y riqueza sospechosa

Análisis Cristina lo nombró jefe del Ejército pese a las denuncias que pesaban en su contra por su accionar en la Dictadura. Dudas por su patrimonio.

Hebe de Bonafini y César Milani, en la revista de la Asociación Madres

28/03/2017

Nicolás Wiñazki

César Gerardo Santos del Corazón de Jesús Milani seguirá preso, incómodo en la cárcel de Ezeiza, a la que llegó desde otra prisión en La Rioja con un manojo de dinero en efectivo: pensó que en un complejo Penitenciario Federal podría usar esa plata para tener un mejor pasar "intramuros". Le explicaron que no. Y le quitaron también el celular que pensaba usar en su encierro que, acaba de confirmarse, se prolongará.

El juez de La Rioja Daniel Herrera Piedrabuena le dictó el procesamiento con prisión preventiva en la causa en que lo investiga como partícipe de un grupo de tareas que en la última dictadura secuestró y torturó a supuestos enemigos del régimen, como Alfredo y Pedro Olivera. Padre e hijo. El primero murió sin poder mover parte de su cuerpo: así quedó tras ser "detenido" por quien denunció fue Milani. En solo un día lo molieron a golpes. Después de dejarlo en su casa, se llevaron a su hijo. Fue él quien denunció a Milani desde 1983.

Mirá también

Procesan a César Milani con prisión preventiva en la causa Olivera y lo embargan por un millón de pesos

La Justicia llegó tarde a la casa de los Olivera. Pero llegó, por lo menos, en parte.

El magistrado Piedrabuena consideró que Milani era parte de una asociación ilícita liderada por el ex general de división Luciano Benjamín Menéndez, uno de los militares condenado por genocida más relevantes del "proceso militar" que gobernó de forma inconstitucional y asesina al país entre 1976 y 1983.

Milani está procesado con prisión preventiva acusado de haber cometido delitos de lesa humanidad. Fue Jefe del Estado General del Ejército de la última presidencia de Cristina Kirchner.

Milani es un símbolo doble del "cristinismo".Preso hoy por delitos de lesa humanidad, fue ungido en su momento como jefe del Ejército por la ex presidenta Fernández, a pesar de que ya existían y eran públicas las denuncias sobre su posible accionar de secuestrador y torturador.

César Milani, el general del modelo: tortura, espionaje y riqueza sospechosa

Milani, Randazzo y Cristina, cuando eran compañeros de Gobierno. En agosto de 2014.

Cristina se jacta de haber liderado un proyecto nacional y popular que es un emblema internacional en políticas de Estado sobre Derechos Humanos.

Milani, además de estar preso por delitos de lesa humanidad, también está procesado por enriquecimiento ilícito. Para justificar la compra de una mansión, su General "preferido" aseguró que recibió un préstamo de otro detenido por crímenes cometidos como militar en la dictadura, Eduardo Barreiro. El "pasamanos" de esa plata, según Milani, se habría hecho en el Edificio Libertador, sede del Estado Mayor Conjunto, en plena era K.

Mirá también

Las razones de la pelea de Cristina Kirchner con Carlos Zannini

Milani es además un General muy simbólico para el "cristinismo" porque durante los últimos años de la década K ascendió hasta ser jefe del Ejército debido a que lideraba un aparato de espionaje financiado con cientos de millones de pesos del presupuesto público, según denuncias de la oposición de entonces, de miembros del actual Gobierno, y de ex autoridades de Inteligencia, como el ex Director General de Operaciones de la ex SIDE, Antonio Stiuso.

Milani aceptó en una charla con Raúl "Tuny" Kollman, publicada en julio del 2013 en Página 12, que solamente tenía 210 millones de pesos para pagar sueldos de espías militares. La falacia pasó de largo ante su interlocutor, quizás por un descuido: esa cifra equivale a 15 mil sueldos de 14 mil pesos cada uno, es decir, lo que declaraba Milani que cobraba como salario en aquella época.

Ya en el 2013, entonces, los fondos que manejaba en blanco para pagar haberes a agentes de Inteligencia del Ejército le alcanzaban para desplegar casi un ejército en espías militares, que tienen prohibido por ley hacer inteligencia interna.

César Milani, el general del modelo: tortura, espionaje y riqueza sospechosa

Parilli y Milani, íntimos en la Rosada, cuando le dieron un ascenso al militar en 2013.

En estos días, Cristina Fernández acusa al Gobierno de Mauricio Macri de haberla espiado de modo ilegal.En realidad, ella hace alusión a la difusión de escuchas telefónicas en la que se la oye dialogar con su ex jefe de Inteligencia legal, Oscar Parrilli.

Esas intervenciones a las comunicaciones de los celulares de Parrilli son legales, fueron ordenadas por la Justicia, y se ratificó su validez en un fallo de la Cámara Federal.

El 24 de marzo pasado, día de la Memoria, la Verdad y la Justicia, las agrupaciones K más radicalizadas obviaron mencionar la problemática Milani en los discursos y declaraciones en los actos para repudiar a la última dictadura militar, de la que uno de sus Generales, según la Justicia, formó parte activa. En el peor de los sentidos.

Para la militancia K, el representante de la "dictadura" y su "modelo económico neoliberal" es el presidente de la República, Mauricio Macri, elegido por la mayoría de los votos en las elecciones generales del 2015.

La vocera más brutal del "cristinismo", la titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, se sinceró este 24 de marzo como nunca antes: "Basta de ser democráticos para ser buenitos. Yo me cago en los buenos".

Había sido, Bonafini, una de las principales aliadas de Milani en los años de esplendor del poder K.

Fuente: Clarín

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados