Home
Contacto

Corrupción

La Gran Estafa III: en Río Turbio desaparecieron otros $ 3.270.100,00 para viviendas y un club, obras que jamás se hicieron

La Gran Estafa III: en Río Turbio desaparecieron otros $ 3.270.100,00 para viviendas y un club, obras que jamás se hicieron

19/05 – 15:30 – En esta nueva entrega de la saga “La Gran Estafa” vamos a analizar otra gran “inversión” realizada por YCRT, que recibía fondos de manos de Julio de Vido y la Municipalidad de Río Turbio en el año 2015. En esta oportunidad y bajo un “modelo” de un convenio igual a los que sirvieron para licuar millonarias sumas sin hacer ni una obra, en este caso se simuló la construcción de 200 viviendas e instalaciones del Club Hípico “Los Gauchos”, no pusieron ni un solo ladrillo y la plata desapareció. El que pagó era Interventor y hoy es Intendente y el que era Intendente hoy es diputado provincial.

Con anterioridad publicamos la Gran Estafa I y II, notas donde se daba cuenta de una simulación de inversión por millonarias sumas que se vehiculizaban a través de YCRT, bajo la intervención de Atanasio Pérez Ozuna, por orden de Julio de Vido, caía en manos del Intendente Matías Mazú, quien “pagaba” a empresas encargadas de construir obras que nunca se hicieron. Las obras no están y la plata tampoco.

En este caso vamos a relatar otro capítulo de la saga. En esta circunstancia se dan los mismos actores, el mismo marco y hasta se replica la misma documentación, solo con el cambio del objeto y los valores que se “certifican”, hecho claro, que jamás ocurrió. Se trata todo de una simulación, que ha sido denunciada por los perjudicados directos ante el Concejo Deliberante de Río Turbio y jamás han logrado respuesta y mucho menos que algunos de los ediles realizara la denuncia judicial correspondiente.

Guardando el mismo modelo de convenio “marco”, el entonces intendente de Río Turbio Matías Mazú, firmó en el año 2014 una “adenda” con YCRT en la cual, haciendo hincapié en un acuerdo previo del año 2006 y dentro del convenio marco firmado entre las partes para la construcción de 500 viviendas para los mineros, se ampliaba “la órbita de financiamiento y de asistencia técnica”, llevando la misma a la construcción de nuevas instalaciones del Club Hípico Los Gauchos.

A principio del mes de febrero de 2015 se firmó un nuevo “Convenio específico” (denominación genérica que se usó en los dos casos anteriores) de seis fojas entre YCRT y el Municipio de Río Turbio por $ 3.270.100,00 monto ampliado a los $ 2.400.000 que figuraban en la mencionada “Addenda” de un año atrás, con la formulación de 5 certificaciones de obras por sumas millonarias que tenían como fin la relocalización de las nuevas instalaciones del Club Hípico Los Gauchos de esa localidad, en el pareja denominado Dique San José. Esto jamás ocurrió, pero se pagó y se cobró.

2. Convenio comp

El problema es que esta decisión municipal y de la empresa carbonífera (Expdte 7.465/15 Reg Municipalidad de R Turbionunca fue aprobada por la comisión directiva del mencionado club, ni de forma verbal ni escrita. Jamás los integrantes de ese club pidieron, gestionaron ni administraron sumas con ese destino y además, mientras esta “acuerdo” entre YCRT y el Municipio se cerraba, el club Hípico se encontraba en un proceso de normalización y recién logró cerrar el trámite habilitante ante la IGPJ (Inspección General de Personas Jurídicas), (Disp Nº 219-IGPJ-2013 /Nota Nº 888-IGPJ-2013) el 3 de diciembre del 2015, por lo tanto con anterioridad a esta formalidad legal, la comisión del club estaba impedida de realizar cualquier acuerdo, por cuanto era una autoridad interina sin facultades para realizar inversión ni acuerdos de inversión de esta magnitud.

Para promover esta gran simulación financiera, a espaldas de cualquier integrante del Club, pero utilizando al mismo como excusa, con lo cual en este momento no permite determinar adónde fueron a parar los millones de pesos que más adelante vamos a describir, de acuerdo a la documentación que pudimos analizar, el municipio e YCRT (es decir Matías Mazú y Pérez Ozuna), se fundamentaron en un acuerdo previo que por Resolución 240 del año 2006, la Cámara de Diputados de la provincia declaró “de Interés Provincial” la obra denominada “Albergue Club Hípico Los Gauchos de Río Turbio”, razón por lo cual en el año 2007 el municipio emitió el Decreto Nº 2543 donde se precisaba una actualización presupuestaria de lo que se necesitaría para dicha obra.

El 1 de enero de 2006 comenzó a regir un “convenio marco” (Nº 2645) para la construcción de 500 viviendas en la cuenca carbonífera (Río Turbio y 28 de Noviembre), por iniciativa del Ministerio de Planificación Federal. Dentro de este convenio el 14 de abril de 2011 el entonces Intendente de Río Turbio Martín Adolfo y el entonces normalizador de la comisión del club, Jorge Urrutia, luego de una asamblea entre los socios, deciden firmar un convenio entre las partes, por cuyo acuerdo el club cedía 15 hectáreas de su propiedad para ejecutar la construcción de 200 (de las 500) viviendas planificadas, lo cual fue refrendado formalmente en la Ordenanza 2645/11, Decreto de Promulgación 1533/11. A cambio de ello, el club Hípico recibiría una compensación detallada en ese convenio.

Nunca ocurrieron estas acciones acordadas en la oportunidad. Ni se cedieron las tierras, ni se construyeron las 200 viviendas, ni se dio nada a cambio por parte del municipio.

A pesar de todo y luego del recambio de Intendentes, cuando Matías Mazú volvió a hacerse cargo de la comuna turbiense a partir del año 2011, el proyecto fue “reflotado” como forma de aprovechar un proyecto iniciado por la anterior gestión, pero invalidado efectivamente por diversas causas; una de ellas, porque el club no estaba aún normalizado y se encontraba impedido de cumplir efectivamente con la enajenación de los bienes de la institución.

El pozo negro

Y aquí se inició un camino en el cual se perderían sumas millonarias sin que nunca nadie diera cuenta de lo ocurrido.

En noviembre del 2014 el entonces Intendente Mazú hizo una reunión informal con los socios del Club Hípico donde les indicó que había disponible un fondo millonario esperando por la inversión para el Albergue, pero para  ello debían acceder a abandonar la ubicación histórica del complejo, ceder las 15 hectáreas y trasladarse a la zona del Dique San José. Allí los socios presentes, no solo le dijeron al intendente que era imposible porque no tenían facultades para decidir sobre el patrimonio social, sino que estaban impedidos también, por razones de estricto orden legal, dado que la zona del Dique fue declarada “Zona Hidro-Ecológica”, por lo tanto y en virtud de haber Ordenanzas específicas al respecto, se prohibía allí cualquier tipo de actividades. Esto no fue impedimento para que el “proyecto continuara” unilateralmente para el intendente. Las fuentes consideran que aquella reunión, “era necesaria” para Mazú a fin de darle un viso de “legalidad” a todo el proceso y justificar cualquier acción posterior sembrando confusión en la opinión pública al advertir que en su momento “todo había sido consensuado”.

Matías Mazú comenzó una campaña mediática con el fin de imponer el reflotamiento del viejo proyecto y a pesar de las desmentidas de la comisión del club, proseguía reafirmando el acuerdo por radio y televisión en declaraciones que daban por cerradas las negociaciones para construir las 200 viviendas, en instalaciones del Club Hípico y la obra del Albergue de éste, lo cual obligó a la Comisión Directiva a que el 5 de abril de 2015 emitieran una declaración escrita difundida por los medios de la cuenca y la provincia, desmintiendo dicho acuerdo nuevo y/o la vigencia del acuerdo previo.

En el mes de febrero de 2015 y sin la participación de la comisión del Club Hípico entre Mazú y Ozuna firmaron el famoso “Convenio específico” donde consta expresamente que se firma “Para la construcción de las instalaciones del Club Hípico Los Gauchos” y agrega “cuya documentación técnica, cómputos y presupuestos obras en Expdte Nº 7465/15, ref 194 del registro de la Municipalidad de Río Turbio, donde consta que la obra fue “preadjudicada” a la firma “Bahía Blanca Viviendas”. Recordemos que los dos convenios anteriores era uno con la empresa Fainser SA y el otro con Árbol Servicios, que luego (sin explicación posible ni documentación obrante) pasó a realizarla Indigo SA.

En dicho convenio se deja constancia que YCRT se hará cargo de la “financiación” de la obra y se amplía el proyecto por la suma de $ 876.100,00 que se abona en concepto de adelanto de obra.

Cabe mencionar que éste convenio como los anteriores descritos en los dos informes anteriores, son exactamente iguales y solo le cambian el objeto, los montos y algunos nombres de las empresas actuantes, pero no varía lo sustancial que son los actores principales, la fuente de financiamiento, el órgano financiador y lo más llamativo: ninguna de las tres obran convenidas se hicieron, pero la plata desapareció.

La municipalidad habilitó la Cuenta Corriente Nº 00850000347197 del Banco de la Nación Argentina en la Sucursal Río Gallegos (al igual que en los casos anteriores), que recordemos, en ese momento estaba bajo el dominio de Marcelo Mazú, el hermano del intendente.

Cerfic

De acuerdo a la documentación obrante, consta que con fecha18 de febrero de 2015 se presentó por parte del municipio y cobró de manos de YCRT, el Certificado Nº 1 por $ 600.000,00 sobre un total $ 3.276.100,00, correspondiente al adelanto de obra, documentación firmada por Carlos Matus, Obra Pública de la Municipalidad, Paulino Rodríguez Secretario de Obras y Servicios y Matías Mazú, Intendente.

En el detalle de la inversión indica el avance del 18,31% de dos viviendas Bahía Blanca 1º cuota $ 600.000,00; 18,31% de Nucleos (Cuota 2) $ 600.000,00; 18,31% de 1 Sum (Cuota 3) $ 600.000,00; 18,31% de 2 Albergue (cuota 4) $ 600.000,00; 26,74% de 3 Baños públicos (cuota5) $ 876.100,00.

Estos montos se sustentan con los siguientes pagos: el 06 de marzo de 2015 se pagó el Cert Nº 2 por $ 600.000,00el 12 de marzo de 2015 el cert Nº 3 por $ 600.000,00; el 27 de marzo de 2015 se abonó el Cert Nº 4 por $ 600.000,00 y el 10 abril 2015 se pagó el Certificado Nº 5 por $ 876.100,00.

1 Nota club

El 3 de noviembre de 2016 y luego de pedir por todos los medios incluyendo sendas notas a los organismos oficiales y a la propia municipalidad, que desde diciembre de 2015 ocupa quien libró esos pagos desde YCRT, Atanasio Pérez Ozuna, la Comisión Directiva normalizada del Club Hípico Los Gauchos, con la firma de todos ellos y encabezados por su titular el Presidente Jorge Soto, hicieron una presentación formal ante el Concejo Deliberante de Río Turbio, donde les solicitan que tomen a su cargo la investigación y denuncia de todo lo actuado por el municipio de la ciudad y la empresa YCRT con respecto a lo informado en esta nota. Hasta el momento, no se tienen conocimiento que alguien haya tomado una medida al respecto. (Agencia OPI Santa Cruz)

Notas Relacionadas:

La Gran estafa I: “readecuaron” una avenida por casi 500 millones de pesos. Lo más grave: desaparecieron fondos y la avenida sigue igual

Pérez Osuna confirmó “la gran estafa”. Reconoció cada uno de los datos de la investigación de OPI por los gastos de la Avenida YCF

La Gran Estafa II: Hicieron desaparecer más de 12,9 millones de pesos para refaccionar el pabellón 10 que hoy está como se ve en las fotos

Fuente: OPI Santa Cruz

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados